LA FINCA

Durante la estancia de esta familia en la masía, el cultivo era de los frutales descritos, y últimamente a la plantación de chopos en varias ocasiones.

La finca, como terreno de regadío, tiene un suelo apto para el cualquier cultivo. Su superficie es de casi 7 hectáreas.

Para su riego, dispone de una acequia en su lado superior, de 1 metro de ancha, paralela al camino que bordea la masía.

La superficie es rectangular y le quedan restos de los rechitos y tocones de la última plantación de chopos.  Gran parte de ella está limpia de los mismos. Por el fondo de la finca discurre el río Guadalope.

Vista parcial de la finca
Vista parcial finca 1
Otra vista parcial de la finca
Foto aérea de la masí­a al lado de la carretera A-226 y la finca (puntitos) hasta el límite del río Guadalope